Carta abierta: porque mire donde mire, estás tú.

A ti, que has estado ahí.  A ti, que sigues estándolo a pesar de todo.

Me preguntas constantemente qué es lo que quiero, y la única respuesta que me arrancas es un “no lo sé”. Creo que te he mentido, que me he mentido. Claro que sé lo que quiero, claro que me he preguntado muchas veces cómo sería tener otra vida, tener cerca una mirada como la tuya; esa que me ve como nadie me vio jamás, esa que sin palabras me dice que estás ahí, que no ve nada más, que me abraza sin necesidad de tocarme. 

Sé que no quiero perderte, y no, no vuelvas a decirme que pase lo que pase estarás ahí porque aunque no te lo diga sabes a qué me refiero. No quiero perder tus abrazos, tus besos, e incluso el roce de tus dedos sobre mí. Porque tú consigues erizar mi piel.


Anoche me sentí como una niña perdida en el más inmenso bosque cerrado. Sola, sin luz, con un agujero profundo ahí donde debería de estar mi corazón y un dolor que oprime mi alma.Anoche los dos buscábamos algo sin consuelo, ninguno pudimos dárnoslo y eso, eso hizo que termináramos destrozados (perdón, hablaré por mí, pero algo me dice que a ti te pudo pasar algo similar).
Hoy me he despertado pensando en ti. Sí, idiota, lo hago. Me acuesto y me levanto pensando en ti, deseando escucharte, deseando que tus palabras acaricien mis oídos.

Tú no, pero yo más de una vez me he pensado, “nos he pensado”. ¿Cómo sería despertar a tu lado? Me encantaría descubrirlo, sentirlo.


Sé que quiero vivir pero me cuesta. No puedes ni tan siquiera imaginar qué supone todo esto para mí. No sabes lo que duele, lo difícil que es levantar una montaña que está encima tuya. Lo intento, créeme si te digo que lo intento aunque me caiga una y otra vez. 


Ojalá pudiera decir “se acabó, lo dejo todo por ti” pero no puedo. Quizá necesite tiempo, quizá necesite creer, quizá necesite sentir que a ti también te dan igual muchas cosas de mi realidad, que estás dispuesto a arriesgar. Me dices que esperabas… que creías… que cambiaría… Si tú supieras todo lo que he cambiado en este poco tiempo te sorprenderías, sobre todo si realmente supieras lo que ha supuesto para mí. ¿Sabes lo que me costó llamarte? ¿Buscarte? ¿Rogarte un beso? No, no lo sabes. A lo mejor piensas que es sólo un juego (llegué a escuchar algo que dolió, mucho. No quiero recordarlo así que no lo evocaré pero dolió) y desde aquí grito al mundo, al destino o a quien tenga que escucharme que ojalá fuera así. Ojalá sólo fuera un juego, ojalá fueras reemplazable, ojalá me diera igual uno u otro, ojalá buscara desesperadamente un reemplazo o un caballero andante que viniera a empujarme y a solucionar por mí la situación. 

No, no busco eso, eso sería infinitamente más fácil.
Realmente no buscaba nada, ese es el problema. Cuando encuentras sin buscar, eso hace que se intensifique el huracán que estás viviendo, ahí tienes un problema. 


Sé que debería dejarte volar, sé que puedo hacerte mucho daño. También sé que me has pedido muchas veces que sea egoísta y sincera. Pues bien, ahí lo tienes. Egoísta y sinceramente quiero que estés a mi lado, quiero que me mires como lo haces, quiero que me acaricies, que pueda abrir los ojos con tus besos, con tu voz, aunque sólo sea de una siesta. Quiero que también arriesgues por mí aún enturbiando tu paz. Me pides que cambie cosas, lo he hecho, te pido que tú también lo hagas. 


Y una cosa más, te voy a pedir que estés ahí. Te necesito, necesito que me digas mirándome a los ojos todo lo que ayer me decías a través de un teléfono. Necesito un abrazo… no, necesito TU abrazo. Iré, esperaré. Tú decides qué quieres hacer. 

Ojalá por lo menos que me lleve la muerte

Para no verte tanto, para no verte siempre

En todos los segundos, en todas las visiones…”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: