Querer y no deber

(Hoy vengo a dar su sitio a una publicación que vio la luz por breves instantes el último fin de semana de mayo. Duró poco porque me pinchó el corazón. Hoy me reconcilio y le doy alas para poder volar; quién soy yo para limitar a nada ni a nadie?)

A veces…. Na, para qué mentirme? Siempre te quiero escribir. Quiero decirte “Hola, qué tal estás? Cómo fue tu día? Con qué sonreíste?”, pero sé que lo mejor es no hacerlo.

Como aquello que se guarda dentro quema y mina, tiro aquí mis palabras al viento para aligerar mi alma sin cargar la tuya.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: