El campo

En medio del campo puedes encontrar de todo, a veces incluso un oasis de paz.

Comprender que todo comportamiento tiene una consecuencia. Aceptarla si no está en tu mano cambiarla. Aprender de ello y seguir hacia delante porque si hay algo que no puedes hacer, es pararte.

Y es que a veces te puedes sentir grande, como esa flor al lado de aquella pequeña seta…

…y con el tiempo, descubres que incluso lo que parece grande, es más débil y efímero de lo que parecía.

Ahora me siento como la flor, pero imagino que me recuperaré dándome el cuidado suficiente y perdonándome lo que hoy no me perdono.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: