Una de cine

Y todo empieza sin saber qué ver un sábado a mediodía con tu hijo de 5 años.

Estaba en mi lista de pendientes en cuanto a lecturas se refiere. Soy de leer el libro antes de ver la peli, pero H vio un castillo “con patas de gallina” como dice él y no pudo resistirse.

De primeras no le presté mucha atención. Poco a poco consiguió que mis ojos pasaran más tiempo en la pantalla que en el libro. Terminé cerrando las hojas que me llevaban a otra aventura para centrarme en un solo camino; aquel que me haría volar por el cielo en un castillo ambulante.

No he dejado de pensar cómo transmitir lo que he sentido mientras veía la peli, pero son demasiadas cosas. Cuando pasa eso, lo mejor es dejar en barbecho y organizar emociones.

Mientras, no dejaré de recomendarla, es una película mágica.

Me quedo con una frase que lo dice todo: “El corazón es una pesada carga”, pero nadie puede vivir sin él.

Bendita carga que me hace sentir como siento ahora.

Me declaro fan del Studio Ghibli.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: